Teoría

LECTURA

teoria2

Teoría

Teoría: theorós, espectador, theásthai, mirar, observar, contemplar, ver, théa, acción de mirar, acción de ver.

Una teoría es un sistema lógico compuesto de observaciones, axiomas y postulados, que tienen como objetivo declarar bajo qué condiciones se desarrollarán ciertos supuestos, tomando como contexto una explicación del medio idóneo para que se desarrollen las predicciones. A raíz de estas, se pueden especular, deducir y/o postular mediante ciertas reglas o razonamientos, otros posibles hechos.

El término “teórico” o “en teoría”, es utilizado para describir ciertos fenómenos, frecuentemente indica que un resultado particular ha sido predicho por la teoría pero no ha sido aún observado. Por ejemplo, hasta hace poco, los agujeros negros fueron considerados teóricos. Es frecuente en la historia de la física el que una teoría produzca predicciones posteriormente confirmadas mediante nuevos experimentos u observaciones.

Etimología

La palabra deriva del griego theorein, “observar”. De acuerdo con algunas fuentes, theorein era frecuentemente utilizado en el contexto de observar una escena teatral, lo que quizá explica el porqué algunas veces la palabra teoría es utilizada para representar algo provisional o no completamente real. El término era ya utilizado por los antiguos griegos. Martin Heidegger lo explica en su conferencia Ciencia y Meditación (Wissenschaft und Besinnung), recogida en Filosofía, Ciencia y Técnica (Editorial Universitaria, Santiago de Chile, 2003).

Teoría científica

Planteamiento de un sistema abstracto hipotético-deductivo que constituye una explicación o descripción científica a un conjunto relacionado de observaciones o experimentos. Así, una teoría científica está basada en hipótesis o supuestos verificados por grupos de científicos (en ocasiones un supuesto, no resulta directamente verificable pero sí la mayoría de sus consecuencias). Abarca en general varias leyes científicas verificadas y en ocasiones deducibles de la propia teoría. Estas leyes pasan a formar parte de los supuestos e hipótesis básicas de la teoría que englobará los conocimientos aceptados por la comunidad científica del campo de investigación y está aceptada por la mayoría de especialistas.

En ciencia, se llama teoría también a un modelo para el entendimiento de un conjunto de hechos empíricos. En física, el término teoría generalmente significa una infraestructura matemática derivada de un pequeño conjunto de principios básicos capaz de producir predicciones experimentales para una categoría dada de sistemas físicos. Un ejemplo sería la “teoría electromagnética”, que es usualmente tomada como sinónimo del electromagnetismo clásico, cuyos resultados específicos pueden derivarse de las ecuaciones de Maxwell.

Para que un cuerpo teórico dado pase a ser considerado como parte del conocimiento establecido, usualmente se necesita que la teoría produzca un experimento crítico, esto es, un resultado experimental que no pueda ser predicho por ninguna otra teoría ya establecida.

De acuerdo con Stephen Hawking en (Una Breve Historia del Tiempo), “una teoría es buena si satisface dos requerimientos: debe describir con precisión una extensa clase de observaciones sobre la base de un modelo que contenga sólo unos cuantos elementos arbitrarios, y debe realizar predicciones concretas acerca de los resultados de futuras observaciones”. Procede luego a afirmar: “Cualquier teoría física es siempre provisional, en el sentido que es sólo una hipótesis; nunca puede ser probada. No importa cuántas veces los resultados de los experimentos concuerden con alguna teoría, nunca se puede estar seguro de que la próxima vez el resultado no la contradirá. Por otro lado, se puede refutar una teoría con encontrar sólo una observación que esté en desacuerdo con las predicciones de la misma.”

Ciencias sociales

Las teorías existen no sólo en las ciencias naturales y las ciencias exactas, sino en todos los campos del estudio académico, desde la filosofía hasta la literatura o la ciencia social. Ejemplo en Sociologí : La Gran Teoría, con la Teoría de los sistemas de acción de T. Parsons, en Antropología cultural con la Cultura. de B. Malinowski.

Teorías de rango medio de M. Weber con ‘La ética protestante y el espíritu del capitalismo’ con un aspecto de la sociedad. Teoría de Micro nivel, El pluralismo religioso actual en los Estados Unidos. acotando más el campo y la época.

Características de las teorías científicas

Frecuentemente la frase “Bueno, es sólo una teoría”, es utilizada para descalificar teorías controvertidas como la teoría de la evolución, pero esto se debe largamente a una confusión entre las palabras teoría e hipótesis. En ciencia, a un conjunto de descripciones de conocimiento se le llama teoría solamente cuando tiene una base empírica firme, esto es, cuando:

  • Es consistente con la teoría pre-existente en la medida en que ésta haya sido verificada experimentalmente, aunque frecuentemente mostrará que la teoría pre-existente es falsa en un sentido estricto.
  • Es sostenida por muchas líneas de evidencia en vez de una sola fundación, asegurando de esta manera que probablemente, si no totalmente correcta, por lo menos es una buena aproximación.
  • Ha sobrevivido, en el mundo real, muchas pruebas críticas que la podrían haber falsificado.
  • Hace predicciones que pueden algún día ser utilizadas para falsificarla.
  • Es la mejor explicación conocida, en el sentido de la Navaja de Occam, de entre la infinita variedad de explicaciones alternativas para los mismos datos.

Esto es verdad de tales teorías establecidas como la teoría de evolución, relatividad especial y general, mecánica cuántica (con una mínima interpretación), tectónica de placas, etc.

Desafortunadamente, el uso del término teoría en ocasiones es confuso como sucede con la teoría de las cuerdas y las “teoría del todo“, las cuales son probablemente mejor caracterizadas por el momento como un paquete de hipótesis rivales. Una hipótesis, sin embargo, es vastamente más confiable que una conjetura, la cual es, en el mejor de los casos, una suposición no verificada consistente con datos seleccionados y, frecuentemente, una creencia basada en experimentos no repetibles, anécdotas, opinión popular, “sabiduría de los antiguos”, motivación comercial o misticismo.

Un buen ejemplo de una “teoría” no científica es el Diseño Inteligente. Asimismo, otros conjuntos de afirmaciones como la homeopatía tampoco son teorías científicas, sino pseudociencia.

Desarrollo de las teorías científicas

En el habla popular, una teoría es vista frecuentemente como poco más que una suposición o hipótesis. Por otro lado, en ciencia y en el uso académico general, una teoría es mucho más que eso: ella es un paradigma establecido que explica gran parte o la totalidad de los datos con que se cuenta y ofrece predicciones válidas verificables. En ciencia, una teoría nunca puede ser probada como verdadera porque nunca podemos asumir que sabemos todo lo que hay que saber al respecto. En vez de eso, las teorías permanecen en pie mientras no sean refutadas por nuevos datos, punto en el cual son modificadas o sustituidas.

Las teorías comienzan con observaciones empíricas como ‘algunas veces el agua se torna en hielo’. En algún punto, surge la curiosidad o necesidad de descubrir el porqué de ello, lo cual lleva la fase teorética/científica. En las teorías científicas, esto lleva entonces a investigación, en combinación con hipótesis auxiliares y otras más (ver método científico), lo cual puede entonces llevar eventualmente a una teoría. Algunas teorías científicas (como la teoría de la gravedad) son tan ampliamente aceptadas que frecuentemente se les toma por leyes. Esto, sin embargo, se basa en una incorrecta presunción acerca de lo que son las teorías y las leyes: éstas ambas no son peldaños en una escalera de verdad, sino diferentes conjuntos de datos. Una ley física es una proposición general basada en observaciones.

Algunas teorías que han sido demostradas falsas son el Lamarckismo y la teoría del universo geocéntrico. Suficiente evidencia ha sido acumulada para declarar estas teorías como falsas, ya que no existe evidencia que las sostenga y mejores explicaciones han tomado su lugar.

Ejemplos de teorías por disciplinas científicas

  • Biología: Teoría de la evolución
  • Química: Teoría atómica
  • Comunicación: Teoría crítica | Teoría hipodérmica | Teoría funcionalista
  • Física: Teoría cuántica de campos | Teoría de cuerdas | Teoría de la relatividad
  • Geografía: Teoría de los lugares centrales
  • Geología: Deriva continental | Tectónica de placas
  • Matemáticas: Teoría del caos | Teoría de grafos | Teoría de números | Teoría de probabilidades | Teoría de juegos
  • Sociología: Gran Teoría | Medio rango | Micro nivel

Teoría en matemáticas

En matemáticas, una teoría es un conjunto de proposiciones cerradas bajo implicación y deducción lógica, es decir, si «P» y «P implica Q» son proposiciones de una teoría entonces también Q debe ser una proposición de esa teoría, ya que es deducible de las anteriores.

En lógica matemática, “teoría” es el término usado para un conjunto de fórmulas consistentes de ciertos axiomas y todos los teoremas comprobables a partir de éstos. El teorema de incompletitud de Gödel establece que ninguna teoría consistente, con un número finito de axiomas (en un lenguaje por lo menos tan potente como la aritmética), puede incluir todos las proposiciones verdaderas.

Modelos teóricos

Los seres humanos construyen teorías para así explicar, predecir y dominar diferentes fenómenos (p.ej. cosas inanimadas, eventos, o el comportamiento de los animales). En muchas circunstancias, la teoría es vista como un modelo de la realidad. Una teoría hace generalizaciones acerca de observaciones y consiste en un conjunto coherente e interrelacionado de ideas.

Una teoría tiene que ser de alguna manera verificable; por ejemplo, uno puede teorizar que una manzana caerá cuando se le suelta, y entonces soltar una manzana para ver qué pasa. Muchos científicos, aunque no todos, argumentan que las creencias religiosas no son verificables y, por lo tanto, no son teorías sino materia de fe.

Tipos de teoría

Hay dos categorías de ideas que pueden desembocar en teorías: si una suposición no es respaldada por observaciones se conoce como una conjetura, en cambio, si es así respaldada, es una hipótesis. Muchas hipótesis resultan ser falsas y, por lo tanto, no evolucionan. Una teoría es diferente de un teorema. La primera es un modelo de eventos físicos y no puede ser probado a partir de axiomas básicos. El segundo es una proposición de un hecho matemático que sigue lógicamente a un conjunto de axiomas. Una teoría es también diferente de una ley física modelo de la realidad mientras que la segunda es una proposición acerca de lo que ha sido observado. Las teorías pueden llegar a ser aceptadas si son capaces de realizar predicciones correctas y evincorías más simples, y más elegantes matemáticamente, tienden a ser aceptadas preferentemente sobre aquellas que son más complejas. El proceso de aceptar teorías, o de extender teorías existentes, es parte del método científico.

http://es.wikipedia.org/wiki/Teoría

http://museosvirtuales.azc.uam.mx/estudio-de-arquepoetica/escritos/alteridad/

http://museosvirtuales.azc.uam.mx/estudio-de-arquepoetica/escritos/exegesis/

INVESTIGACIÓN

Definir el término teoría es algo arriesgado. Los científicos la usan de una forma, el común de los mortales de otra.

En las charlas casuales, una teoría es básicamente una idea o pensamiento. Probablemente no ha ido recogiendo cuidadosamente datos que la respalden, y seguramente carecerá de una hipótesis rigurosa probada experimentalmente. En el mundo de la ciencia sin embargo una teoría es una explicación extensa sobre un fenómeno o fenómenos, que puede probarse, verificarse y que cuenta con varias líneas de evidencia.

“Las teorías de éxito genuino interconectan información proveniente de áreas de experiencia que previamente eran dispares”, comenta Adolf Grünbaum, profesor de filosofía de la Universidad de Pittsburgh. Por ejemplo, el registro fósil, las evidencias del ADN y la biogeografía están conectadas bajo la teoría de la evolución.

Una teoría difiere de una hipótesis en su alcance. Por ejemplo, yo puedo tener la hipótesis de que si dejo caer un penique desde el Empire State, caerá al suelo. Pero la teoría de la gravedad va mucho más allá del lanzamiento de objetos desde un rascacielos. La teoría de la gravedad explica también el movimiento de cuerpos planetarios y sus satélites orbitales. De modo que una hipótesis es cono una mini-teoría. Intenta explicar un suceso, y es comprobable y verificable como una teoría, pero a una escala menor.

Las hipótesis y las teorías forman parte del método científico – el proceso de preguntar y responder cuestiones mediante experimentación. El método existe para asegurar que la ciencia es todo lo exacta que se pueda a la hora de explicar el mundo, y este argumento se basa en las evidencias observables. Los componentes principales del método científico son: debe ser repetible, de modo que otros científicos puedan verificar o descartar los resultados; los datos deben obtenerse mediante observación y experimentación; y se debería documentar la experimentación y ser compartida.

Las teorías se forman después de que varias hipótesis sean estudiadas a fondo empleando el método científico. Las hipótesis se prueban, se recogen los datos, se documentan los resultados, se comparten y vuelven a ser probadas. Entonces se forma una teoría que explica los datos y predice los resultados de futuros experimentos. Normalmente, los investigadores de diversos campos de estudio tienden a basarse en métodos diferentes; cada uno elige los que estima son mejores para el asunto u objeto de estudio.

Un componente de las teorías que puede frustrar a científicos y no científicos radica en que una teoría nunca se prueba del todo, y siempre puede someterse a revisión. Los experimentos sobre una teoría pueden corroborarla o falsearla. Incluso las leyes de la gravedad del gran Isaac Newton, fueron sometidas a revisión después de 200 años, cuando Albert Einstein les encontró defectos al idear su teoría de la relatividad.

En general, se dice que una ley no admite excepciones, tal y como sucede con la segunda ley de la termodinámica, que afirma que los sistemas aislados que no se encuentran en equilibrio se mueven de estados ordenados hacia estados más desordenados (o que disminuye la energía disponible para desempeñar un trabajo). Muy pocas teorías terminan convirtiéndose en leyes. Michael Weisberg, profesor asociado de filosofía de la Universidad de Pennsylvania cree que en el futuro aún habrá menos teorías con probabilidad de convertirse en leyes, ya que las teorías y las leyes se revisan muy frecuentemente.

“Podemos acumular cantidades increíbles de evidencias y decir que es improbable que sea falsa, pero nunca podremos probarla”, comenta Weisberg.

Aunque por otro lado, los científicos no miran con demasiado cariño a aquellos que desdeñan a las teorías científicas, como la de la evolución, con el argumento de que “son solo una teoría”. “Es una distorsión verbal con la que intentan obtener ventaja”, comenta Grünbaum. Si, la evolución es una teoría, pero una teoría respaldada por un cuerpo de evidencias realmente enorme.

“Finalmente, reconocer en ciencia que algo es una teoría es todo un honor que se le brinda”, comenta Weisberg, lo cual significa que cuenta con mucha estima y respeto a causa de los muchos exámenes que ha superado.

www.maikelnai.es/

MI OPINIÓN

Las teorías son un sistema totalmente humanista, mediante el cual se intenta interminablemente buscar razones para cualquier tipo de duda frente a los interminables fenómenos dentro de la vida.

Tal vez es tan solo una idealización de ir más allá, más que los demás, más que la explicaciones comunes. Es tener esa hambre de conocimiento. Sí, de conocimiento, ya que no hablamos de simples suposiciones, de meras ideas dentro de nuestra mente. Se habla específicamente de aquellas dentro de las cuales se realiza una investigación previa, se realizan experimentos en ocasiones, esto solo se remite a una hipótesis, que claramente puede ser refutada en cualquier instante, con tan solo otra duda, y otra hipótesis.

El ser humano desde sus comienzos ha implantado ideas para guiar a todos hacia un pensamiento en común, sin embargo, hay algunos con el valor suficiente, para no quedarse dentro de ese gran grupo y empezar a buscar sus propias respuestas. Son aquellos que generan dudas, alzan la voz, crean incógnitas, y por todo aquello tratan de resolverlas para dejar de sentir ese vacío hacia la ignorancia.

Es a través de ellos que muchos de nosotros hemos aprendido tanto, a pensar mas de una vez las cosas que nos dicen y que “debemos creer”, quienes generan nuevas veredas por difícil o tonto que esto parezca, son ellos quienes nos enseñan a crecer y creer.


About this entry