La Web: Una Revolución en Marcha

LECTURA

la-web

La Web: Una Revolución en Marcha

Ing. René Mauricio Mejía Méndez

ANTECEDENTES

La historia de la humanidad es la historia de sus revoluciones, que han marcado importantes puntos de inflexión en las conductas, costumbres, pensamiento y en general la forma de vivir de las personas. El papel y la imprenta masificaron la producción de libros impresos y con ello el cruce de formas variadas de pensamiento; la máquina de vapor impulsó la revolución industrial dando origen a la masificación de la producción; el motor de combustión interna a base de petróleo transformó la industria del transporte y facilitó la movilización social, dejando a los caballos, camellos, bueyes y perros como formas arcaicas de propulsión; el papel moneda desarrolló el capitalismo y con ello la sociedad contemporánea de consumo, cuyas hábitos de compra venta son transformados por la introducción y generalización del dinero plástico. El telégrafo, el teléfono, la radiodifusión y radiocomunicación, la televisión marcaron importantes cambios en la forma de comunicarse de las personas rompiendo en algunos casos el aislamiento en el que por años se mantuvieron. El descomunal avance de la electrónica y de la cibernética ha impulsado vertiginosamente el impulso de nuevas tecnologías en la información que harán que en pocos años, la comunicación telefónica alámbrica, el teclado y mouse de la computadora sean considerados medios rudimentarios de comunicación.

LA REVOLUCION ACTUAL

Son las nuevas tecnologías de la información (NTI) las que llevan a la sociedad de fines del siglo XX y principios del XXI a la revolución digital y a la sociedad de la superindustrialización en la que los métodos de producción robotizados aun están en pañales, pero seguros de que inexorablemente se desarrollarán, sustituyendo cientos de roles que ahora son desempeñados por seres humanos, lo que planteará nuevas fuentes de coflictividad social por la defensa de derechos adquiridos. Es en el campo de la información y de los medios de comunicación social en el que se muestra con más evidencia el proceso revolucionario de las NTI, con el desarrollo de la Internet, red mundial de redes y de dos de sus servicios más populares como son el correo electrónico y la World Wide Web o simplemente Web.

La Web es la revolución en marcha de nuestro tiempo que con sus menos de 30 años, ha cambiado y continuará cambiando el mundo y las costumbres de miles de sus habitantes en lo que se refiere a formas de comunicación, diversión, consumo, formación e información, sin descartar que en lo sucesivo los escenarios de aplicación se amplíen a otros ámbitos de la cotidianidad.

EL SECRETO DE LA WEB El TCP/IP

Es uno de los inventos de la humanidad que está facilitando su comunicación en todas las direcciones sin límites de fronteras, sin visas y casi sin barreras de idioma.

El TCP/IP es un complejo software que incluye un sistema de códigos entendible para las computadoras, grandes o pequeñas que estando conectadas a la red mundial llamada Internet, facilita una comunicación interactiva entre dos o más personas. La bondad del TCP/IP es que su aplicación es ajena al usuario quien no tiene obligación de conocer sobre el mismo y dado que su arquitectura es independiente del tipo de red y del hardware, le permite una universalidad en la aplicación, aspecto clave en la masificación de su uso.

ESCENARIOS ACTUALES DE LA WEB

Un vistazo por Internet y la WWW nos permite asegurar que esta tecnología literalmente va invadiendo todos los ámbitos de nuestra existencia de forma imparable y prácticamente estamos en la más completa indefensión respecto a que llegue el día en que el pan nuestro de cada día se ordene por esta vía.
No me es posible asegurar si ello es bueno o malo, lo cierto es que es una realidad que avanza tan rápido como la luz, a tal grado que nos ofrece información en múltiples bases de datos que tienen la particularidad de ser muy actualizadas e inabarcables en cuanto a volumen. En la Web además de que tengo la libertad y opción de publicar sin muchos costos mi propio sitio con información relativamente a mi libre albedrío, se dispone de un mundo abierto cuyo único límite para accesarlo es mi tiempo disponible y los fondos para pagar dicho acceso. La Web le ofrece noticias actuales o pasadas, escritas, con audio o vídeo de todas partes del mundo y de casi todas las personalidades vivas o fallecidas. En cuanto a espectáculos, es difícil que un artista desprecie la oportunidad de tener su sitio Web, por lo que de hecho para estar informados sobre lo más actual de películas, modelos, actores y actrices, la Web es lo más eficaz. Lo último en ciencia, tecnología, investigación, maestrías, obras publicadas es encontrado en la Web. Las compras por medio de la Web poco a poco se van generalizando y de seguro que en la próxima década sus métodos serán tan confiables y seguros como el pago que ahora se hace con chequera electrónica o tarjeta de crédito. Los juegos que hasta hace cinco años sólo se podían obtener con la compra de cartuchos y un aparato de nintendo, ahora se obtienen gratis, pues casi no hay sitio web de medio de comunicación que no ofrezca juegos en línea con mucha variedad. La obtención de software gratis es otro aspecto que la Web nos facilita de forma casi ilimitada, superando las barreras que las transnacionales del software impusieron en el pasado. Finanzas, bolsa de valores, transacciones bancarias, estudio a distancia, consulta bibliográfica, correo con familiares, compra de boletos de avión y mucho más son actividades que la Web nos está facilitando. Como un aspecto polémico hay que mencionar que la Web facilita el acceso a pornografía, ante la cual, no toda la sociedad está preparada para consumir de forma natural, pero que está allí para divertir a unos, pervertir a otros y enriquecer a pocos.

PROTAGONISTAS DE LA WEB

Por ahora la Web es una democracia casi perfecta en la que son muy pocas las restricciones para que cualquier persona natural, institución, o país, exprese su opinión, sin embargo las principales bases de datos, su uso y actualización no son cosa pública sino que responden al interés de las 7 naciones más desarrolladas del mundo, que en definitiva establecen las pautas para el uso de los servicios que provee la Internet.

Aun cuando la política de utilización de la Internet, ha sido prácticamente considerarla una tierra de nadie en la que no se establecen cercos limítrofes más allá de los costos que deben pagarse por ciertos servicios, es un hecho que las voces para limitar su uso son muy fuertes y los intentos por imponer ataduras al software libre o a ciertas transacciones comerciales que afectan a compañías locales de servicio han comenzado a manifestarse, tal es el caso de limitar el uso del MP3, por considerarlo que viola los derechos de autor. En todo caso la Web es una revolución en marcha de la que no podemos aislarnos, intentarlo sería equivalente a manejar en el metro en sentido contrario para ser llevados de encuentro sin saber por quién y hacia donde.

Nos asiste la responsabilidad y obligación de convertirnos en protagonistas de esta revolución en la que por fortuna, por ahora no hay tiros, ni perseguidos, ni muertos, sólo soñadores.

Ing. René Mauricio Mejía Méndez.

Secretario General Universidad de el SALVADOR

http://www.asimei.org.sv/revista.asp

INVESTIGACIÓN

En informática, la World Wide Web o simplemente la Web, cuya traducción podría ser Red Global Mundial, es un sistema de documentos de hipertexto y/o hipermedios enlazados y accesibles a través de Internet. Con un navegador web, un usuario visualiza sitios web compuestos de páginas web que pueden contener texto, imágenes, vídeos u otros contenidos multimedia, y navega a través de ellas usando hiperenlaces.

La Web fue creada alrededor de 1989 por el inglés Tim Berners-Lee y el belga Robert Cailliau mientras trabajaban en el CERN en Ginebra, Suiza, y publicado en 1992. Desde entonces, Berners-Lee ha jugado un papel activo guiando el desarrollo de estándares Web (como los lenguajes de marcado con los que se crean las páginas Web), y en los últimos años ha abogado por su visión de una Web Semántica.

La idea subyacente de la Web se remonta a la propuesta de Vannevar Bush en los años 40 sobre un sistema similar: a grandes rasgos, un entramado de información distribuida con una interfaz operativa que permitía el acceso tanto a la misma como a otros artículos relevantes determinados por claves. Este proyecto nunca fue materializado, quedando relegado al plano teórico bajo el nombre de Memex. Es en los años 50 cuando Ted Nelson realiza la primera referencia a un sistema de hipertexto, donde la información es enlazada de forma libre. Pero no es hasta 1980, con un soporte operativo tecnológico para la distribución de información en redes informáticas, cuando Tim Berners-Lee propone ENQUIRE al CERN (refiriéndose a Enquire Within Upon Everything, en castellano Preguntando de Todo Sobre Todo), donde se materializa la realización práctica de este concepto de incipientes nociones de la Web.

En marzo de 1989, Tim Berners Lee, ya como personal de la divisón DD del CERN, redacta la propuesta,[2] que referenciaba a ENQUIRE y describía un sistema de gestión de información más elaborado. No hubo un bautizo oficial o un acuñamiento del término web en esas referencias iniciales utilizándose para tal efecto el término mesh. Sin embargo, el World Wide Web ya había nacido. Con la ayuda de Robert Cailliau, se publicó una propuesta más formal para la world wide web[3] el 12 de noviembre de 1990.

Berners-Lee usó un NeXTcube como el primer servidor web del mundo y también escribió el primer navegador web, WorldWideWeb en 1990. En las Navidades del mismo año, Berners-Lee había creado todas las herramientas necesarias para que una web funcionase:[4] el primer navegador web (el cual también era un editor web), el primer servidor web y las primeras páginas web[5] que al mismo tiempo describían el proyecto.

El 6 de agosto de 1991, envió un pequeño resumen del proyecto World Wide Web al newsgroup[6] alt.hypertext. Esta fecha también señala el debut de la web como un servicio disponible públicamente en Internet.

El concepto, subyacente y crucial, del hipertexto tiene sus orígenes en viejos proyectos de la década de los 60, como el Proyecto Xanadu de Ted Nelson y el sistema on-line NLS de Douglas Engelbart. Los dos, Nelson y Engelbart, estaban a su vez inspirados por el ya citado sistema basado en microfilmmemex“, de Vannevar Bush.

El gran avance de Berners-Lee fue unir hipertexto e Internet. En su libro Weaving the Web (en castellano, Tejiendo la Red), explica que él había sugerido repetidamente que la unión entre las dos tecnologías era posible para miembros de las dos comunidades tecnológicas, pero como nadie aceptó su invitación, decidió, finalmente, hacer frente al proyecto él mismo. En el proceso, desarrolló un sistema de identificadores únicos globales para los recursos web y también: el Uniform Resource Identifier.

World Wide Web tenía algunas diferencias de los otros sistemas de hipertexto que estaban disponibles en aquel momento:

  • WWW sólo requería enlaces unidireccionales en vez de los bidireccionales. Esto hacía posible que una persona enlazara a otro recurso sin necesidad de ninguna acción del propietario de ese recurso. Con ello se reducía significativamente la dificultad de implementar servidores web y navegadores (en comparación con los sistemas anteriores), pero en cambio presentaba el problema crónico de los enlaces rotos.
  • A diferencia de sus predecesores, como HyperCard, World Wide Web era no-propietario, haciendo posible desarrollar servidores y clientes independientemente y añadir extensiones sin restricciones de licencia.

El 30 de abril de 1993, el CERN anunció[7] que la web sería gratuita para todos, sin ningún tipo de honorarios.

ViolaWWW fue un navegador bastante popular en los comienzos de la web que estaba basado en el concepto de la herramienta hipertextual de software de Mac denominada HyperCard. Sin embargo, los investigadores generalmente están de acuerdo en que el punto de inflexión de la World Wide Web comenzó con la introducción[8] del navegador[9] web Mosaic en 1993, un navegador gráfico desarrollado por un equipo del NCSA en la Universidad de Illinois en Urbana-Champaign (NCSA-UIUC), dirigido por Marc Andreessen. Funding para Mosaic vino del High-Performance Computing and Communications Initiative, un programa de fondos iniciado por el entonces gobernador Al Gore High Performance Computing and Communication Act of 1991, también conocida como la Gore Bill.[10] Antes del lanzamiento de Mosaic, las páginas web no integraban un amplio entorno gráfico y su popularidad fue menor que otros protocolos anteriores ya en uso sobre Internet, como el protocolo Gopher y WAIS. El interfaz gráfico de usuario de Mosaic permitió a la WWW convertirse en el protocolo de Internet más popular de una manera fulgurante…

La Web, tal y como la conocemos hoy día, ha permitido un flujo de comunicación global a una escala sin precedentes en la historia humana. Personas separadas en el tiempo y el espacio, pueden usar la Web para intercambiar- o incluso desarrollar mutuamente- sus pensamientos más íntimos, o alternativamente sus actitudes y deseos cotidianos. Experiencias emocionales, ideas políticas, cultura, idiomas musicales, negocio, arte, fotografías, literatura… todo puede ser compartido y diseminado digitalmente con el menor esfuerzo, haciéndolo llegar casi de forma inmediata a cualquier otro punto del planeta. Aunque la existencia y uso de la Web se basa en tecnología material, que tiene a su vez sus propias desventajas, esta información no utiliza recursos físicos como las bibliotecas o la prensa escrita. Sin embargo, la propagación de información a través de la Web (vía Internet) no está limitada por el movimiento de volúmenes físicos, o por copias manuales o materiales de información. Gracias a su carácter virtual, la información en la Web puede ser buscada más fácil y eficientemente que en cualquier medio físico, y mucho más rápido de lo que una persona podría recabar por sí misma a través de un viaje, correo, teléfono, telégrafo, o cualquier otro medio de comunicación.

La Web es el medio de mayor difusión de intercambio personal aparecido en la Historia de la Humanidad, muy por delante de la imprenta. Esta plataforma ha permitido a los usuarios interactuar con muchos más grupos de personas dispersas alrededor del planeta, de lo que es posible con las limitaciones del contacto físico o simplemente con las limitaciones de todos los otros medios de comunicación existentes combinados.

Como bien se ha descrito, el alcance de la Red hoy día es difícil de cuantificar. En total, según las estimaciones de 2006, el número total de páginas web, bien de acceso directo mediarte URL, bien mediante el acceso a través de enlace, es de más de 600.000 millones; es decir, 10 páginas por cada persona viva en el planeta. A su vez, la difusión de su contenido es tal, que en poco más de 10 años, hemos codificado medio billón de versiones de nuestra historia colectiva, y la hemos puesto frente a 1.000 millones de personas. Es en definitiva, la consecución de una de las mayores ambiciones del hombre: desde la antigua Mongolia, pasando por la Biblioteca de Alejandría o la mismísima Enciclopedia de Rousseau y Diderot el hombre ha tratado de recopilar en un mismo tiempo y lugar todo el saber acumulado desde sus inicios hasta ese momento. El hipertexto ha hecho posible ese sueño.

Como la Web tiene un ámbito de influencia global, se ha sugerido su importancia en la contribución al entendimiento mutuo de las personas por encima de fronteras físicas y/o ideológicas. Además de todo lo reseñado, la red ha propiciado otro logro sin precedentes en la comunicación como es la adopción de una lengua franca, el inglés, como vehículo a través del cual hacer posible el intercambio de información.

MI OPINIÓN

A mis 24 años, he crecido junto con toda esta revolución. He atravesado desde el atari hasta llegar al WI. Pase de tener un celular del tamaño de un tabique hasta el Iphone. Y así mismo llegó la web a mi, al principio una computadora solo me hacia crear banners, y empecé a crear programas básico de MS-2.

Es increíble lo imprescindible que se ha convertido para mi tener una computadora a la mano, así como el hecho de que tenga una conexión a Internet, ya que sin esta es casi inservible para la primera.

Tenemos a nuestra mano información, el poder comunicarnos rápidamente con cualquier persona en cualquier parte del mundo, ver imágenes sublimes o impactantes. Es mas hasta se puede dejar de ir al cine con el hecho de tener una conexión rápida.

Es así como esta es parte ya de nuestra vida.


About this entry