Heurística

LECTURA

¡eureka, eureka!

Arquímedes

La naturaleza y el ser del Diseño, de las Ciencias y de las Artes están signadas por la Heurística.

Heurística es: concebir y visualizar formas que sublimen las existencias y sean auténticas aportaciones que beneficien inmediatamente a los seres para trascender sus limitaciones contemporáneas.

Heurística: arte de inventar e innovar, del griego heurisko descubrir.

Heurística: encuentro, descubrimiento, explicación, verificación son ya logros, proezas para las ciencias que miden, describen, cuantifican, registran, simulan, analizan, comprueban o reconstruyen fenómenos de la naturaleza o de las sociedades.

Para merecer la Heurística en el Diseño se precisa de inventar sistémicas, proyectar síntesis inéditas, proponer cualificaciones que trasciendan las realidades anteriores.

La Heurística en el Diseño es imaginar, visualizar utopías que generen nuevos paradigmas, bienes que propicien la Filogénesis: la majestad de la humanidad.

HEURETiCA, Arte de la invención que enseña cómo descubrir lo nuevo y juzgar lo viejo.

Heurística del Diseño-Arte-Ciencias es: Invención, Conciencia, Racionalización, Previsión, Pertinencia, Pertenencia, Vigencia, Justicia, Beneficio.

La iNNOVACiÓN continua y consciente constituye al ser, a la esencia y a los valores de las Nociones: Ciencias-Arte-Diseño.

Conclusión: Siempre en todo lugar y tiempo se ha diseñado y proyectado en todos los ámbitos de la cotideanidad se proyecta y diseña, diseñar y proyectar no son especificidades académicas de las cultururas materiales y sígnicas.

Los supuestos, los ¨valores entendidos¨ y los dogmas gremiales han encriptado las alternativas de Alteridad.

Existe un campo aún no convenido donde se Visualizan Utopias.

Las ciencias no son la única forma de conocimiento.

Existen conocimientos, destrezas, actitudes y voluntades a cultivar que propician los estados de sensibilidad y conciencia para que las utopias tengan condiciones de posibilidad.

Roberto Real de León – Julia Vargas Rubio – Marco Antonio Flores Enríquez

INVESTIGACIÓN

Arquímedes de Siracusa (en griego antiguo: Ἀρχιμήδης) (c. 287 a. C. – c. 212 a. C.) fue un matemático griego, físico, ingeniero, inventor y astrónomo. Aunque se conocen pocos detalles de su vida, es considerado uno de los científicos más importantes de la antigüedad clásica. Entre sus avances en física se encuentran sus fundamentos en hidrostática, estática y la explicación del principio de la palanca. Es reconocido por haber diseñado innovadoras máquinas, incluyendo armas de asedio y el tornillo de Arquímedes, que lleva su nombre. Experimentos modernos han probado afirmaciones de que Arquímedes diseñó máquinas capaces de sacar barcos enemigos del agua y prender fuego utilizando una serie de espejos.

Generalmente, se considera a Arquímedes uno de los más grandes matemáticos de la historia, y el más grande de la antigüedad. Usó el método de agotamiento para calcular el área bajo el arco de una parábola con la sumatoria de una serie infinita, y dio una aproximación extremadamente precisa del número Pi. También definió la espiral, fórmulas para los volúmenes de las superficies de revolución y un ingenioso sistema para expresar números muy largos.

Arquímedes murió durante el sitio de Siracusa (214–212 a. C.), cuando fue asesinado por un soldado romano, a pesar de las órdenes de que no debía ser dañado. Cicerón describe haber visitado la tumba de Arquímedes, que tenía una esfera inscrita dentro de un cilindro sobre ella. Arquímedes probó que la esfera tiene dos tercios de volumen y superficie del cilindro (incluyendo las bases de estos), lo cual consideró el más grande de sus descubrimientos matemáticos.

A diferencia de sus inventos, los escritos matemáticos de Arquímedes no fueron muy conocidos en la antigüedad. Los matemáticos de Alejandría lo leyeron y lo citaron, pero la primera compilación comprensible fue hecha por Isidoro de Mileto (c. 530 d. C.), mientras crónicas de las obras de Arquímedes escritas por Eutocio en el siglo VI las abrieron por primera vez a un público más amplio. Las relativamente pocas copias de trabajos escritos de Arquímedes que sobrevivieron a través de la Edad Media fueron una importante fuente de ideas durante el Renacimiento, mientas el descubrimiento en 1906 de trabajos desconocidos de Arquímedes en el Palimpsesto de Arquímedes ha ayudado a comprender cómo obtuvo resultados matemáticos.

Leyenda de Arquímedes

En el siglo 3 Antes de Cristo, el rey de Siracusa le pidió al matemático griego Arquímedes que le solucionara un problema. El rey había recibido una corona que, supuestamente, era de oro puro; pero sospechaba que no era cierto.

Arquímedes sabía que el oro era más denso que otros metales, como la plata. (La densidad es una forma de medir cuánta materia existe dentro de un volumen. Por ejemplo, un ladrilo es mucho más denso que un cuadrado de plumavit del mismo porte). La historia dice que Arquímedes encontró la solución un día en que se estaba dando un baño. El agua rebalsó los límites de la tina y el matemático se dio cuenta de que, para los objetos que no flotaban, el volumen del agua desplazada es exactamente igual al volumen del objeto hundido. El descubrimiento lo puso tan alegre, que saltó de la tina y corrió desnudo por la calle, gritando “¡Eureka!”, que en griego significa “¡Lo encontré!”.

FILOGÉNESIS

Se trata de una concepción biológica del universo, ideada por Haeckel (1834-1919, un filósofo poeta animista-panteísta), según la cual las especies tienen un desarrollo biológico comparable al de cualquier viviente individual. Y como todo poeta que se precie, fue un creador de nuevos nombres. Para denominar esta dualidad paralela forjó el par ontogénesis-filogénesis, en el que el primer elemento da cuenta del nacimiento y desarrollo del individuo, y el segundo da cuenta del nacimiento y desarrollo de la especie a la que éste pertenece. Y he ahí el poder poético-creativo de la visión de Haechel: ambos nacimientos y desarrollos son paralelos, el uno réplica del otro. Fue una intuición genial, que nunca se demostró, pero que ha sido utilizada luego por muchísimos como potente herramienta de trabajo. La denominación, cual corresponde a un buen filósofo-poeta naturalista, fue muy acertada. Ella por sí misma tiene fuerza de tesis.

Heurística

Se denomina heurística a la capacidad de un sistema para realizar de forma inmediata innovaciones positivas para sus fines. La capacidad heurística es un rasgo característico de los humanos, desde cuyo punto de vista puede describirse como el arte y la ciencia del descubrimiento y de la invención o de resolver problemas mediante la creatividad y el pensamiento lateral o pensamiento divergente.

La palabra heurística procede del término griego εὑρίσκειν,1 que significa «hallar, inventar» (etimología que comparte con eureka2 ). La palabra heurística aparece en más de una categoría gramatical. Cuando se usa como sustantivo, identifica el arte o la ciencia del descubrimiento, una disciplina susceptible de ser investigada formalmente. Cuando aparece como adjetivo, se refiere a cosas más concretas, como estrategias heurísticas, reglas heurísticas o silogismos y conclusiones heurísticas. Claro está que estos dos usos están íntimamente relacionados ya que la heurística usualmente propone estrategias heurísticas que guían el descubrimiento.

La popularización del concepto se debe al matemático George Pólya, con su libro Cómo resolverlo (How to solve it). Habiendo estudiado tantas pruebas matemáticas desde su juventud, quería saber cómo los matemáticos llegan a ellas. El libro contiene la clase de recetas heurísticas que trataba de enseñar a sus alumnos de matemáticas. Cuatro ejemplos extraídos de él ilustran el concepto mejor que ninguna definición:
Si no consigues entender un problema, dibuja un esquema.
Si no encuentras la solución, haz como si ya la tuvieras y mira qué puedes deducir de ella (razonando hacia atrás a la inversa).
Si el problema es abstracto, prueba a examinar un ejemplo concreto.
Intenta abordar primero un problema más general (es la “paradoja del inventor”: el propósito más ambicioso es el que tiene más posibilidades de éxito).

En la matemática, la heurística existe desde la Grecia antigua. Sin embargo, la formalización y el alto grado de rigor en matemática le ha restado importancia al estudio del descubrimiento, considerándolo más bien de interés para la psicología. Aunque existe el campo de la teoría de la demostración, éste nada tiene que ver con encontrar patrones de demostración o reglas para encontrar las demostraciones de los teoremas.

En psicología la heurística se relaciona con la creatividad y se ha propuesto que sea aquella regla sencilla y eficiente para orientar la toma de decisiones y para explicar en un plano práctico cómo las personas llegan a un juicio o solucionan un problema. Usualmente una heurística opera cuando un problema es complejo o el problema trae información incompleta. En general, una heurística puede considerarse como un atajo a los procesos mentales activos y, por lo tanto, es una medida que ahorra o conserva recursos mentales. Las heurísticas funcionan efectivamente en la mayoría de las circunstancias, sin embargo, también pueden conducir a errores sistemáticos en la toma de decisiones o el desarrollo de juicios. La ideación de soluciones heurísticas frecuentemente arranca de un razonamiento por analogía.

Un ejemplo de un atajo mental es el uso de un estereotipo. Cuando se juzga a un individuo basándose en la descripción estereotípica de un grupo al cual pertenece, el uso del estereotipo puede resultar en un error, ya que el individuo puede ser poco representativo del estereotipo.

MI OPINIÓN

Solo algo nos ha dejado la historia y es que alguien que quiere llegar a ser digno de memorias, es quien nunca ha seguido el camino de los demás.

El arte de reinventarse uno mismo, así  como en sus propias ideas, y al final su entorno. Es tan solo el  principio de cualquier tipo de  algo extraordinario. Es a través de nosotros, de conocernos, de conocer la historia, a los grandes,  hasta de seguir los típicos consejos de los padres o de ese  profesor, es como llegamos a un nivel más alto.

No basta con vacilar  presumiendo el hecho de que podemos ser creativos, tenemos ese algo, no. Tenemos que tener de una manera muy conciente el hecho de que tenemos mucho detrás de nosotros, mucho que superar, mucho que reinventar,  mucho que inspirar.


About this entry