Forma

LECTURA

forma

Forma

FORMA: entidad e identidad en la cual se aloja la esencia y la intención, la idea y la imagen, la historia y la voluntad. Francisco García Olvera en su tésis Reflexiones sobre el Diseño concluye: ¨ La visión de la realidad la nombramos forma. Hay frases en las que deseamos dar a comprender con la connotación forma, la manera o modo de ser de los objetos, o la manera de hacerlos; en otras oraciones lo que queremos significar con esta proposición es la disposición de los elementos de un todo: su composición, sus relaciones.

Forma en sentido filosófico

Cada cosa tiene muchas formas, según el aspecto formal o formalidad que consideremos como punto de vista sobre el que fijemos la atención: formas de tamaño, de color, de peso, formas espaciales (geométricas), formas materiales que lo componen (composición física o química), edad, situación, función, origen, finalidad, formas de relación con otras cosas, etc. Cada una de estas formas son los aspectos o cualidades que caracterizan a cualquier cosa, y no podemos concebir ninguna cosa que no tuviera alguna de estas formalidades. Y no solo referido a las cosas materiales, sino a los mismos conceptos.

Pero entre todas las formas que hemos señalado anteriormente hay una que es especial. Aquella que nos permite identificar la cosa o aquello a lo que nos estamos refiriendo. Es la respuesta a la pregunta, ¿qué es eso? y que se ha identificado como la esencia.

En este sentido uno pensaría que cada cosa tendría una sola forma esencial que no cambia mientras la cosa exista y otras formas que pueden ir cambiando a lo largo de la existencia de la misma.

Esa forma permanente es el concepto o idea que nos permite agrupar las cosas, incluidas las diversas formas, en clases que tienen una determinada forma similar, aunque difieran en otras.

Existe toda una filosofía basada basada en la forma, entendida como “Idea” que subsiste como “esencia” real e independiente de las cosas materiales, el platonismo. Este modo de pensar ha tenido una importancia enorme, sobre todo en Occidente: pues las ideas se consideran subsistentes en la mente Creadora de Dios, y es lo que da estabilidad, sentido y racionalidad al mundo.

El conocimiento verdadero viene así garantizado por la verdad inmutable y eterna pues está basada en la realidad divina.

Aristóteles discípulo de Platón, realizó una importante transformación del concepto de la idea platónica convirtiéndola en “forma”. Podríamos decir que hizo bajar del cielo a las ideas de Plátón. Consideró a la forma como la esencia de las cosas pero necesariamente unidas a la materia.

Según el filosófo, todas las cosas que cambian constan de “materia” y “forma” como principios complementarios teoría hilemórfica; que equivalen también, respectivamente, a los de “potencia” (lo que una cosa puede llegar a ser) y “acto” (o lo que una cosa es).

Todas las cosas materiales surgen, cambian, se transforman y desaparecen apareciendo unas en otras, permaneciendo siempre la materia como pura posibilidad que ella misma no es nada. Por eso Aristóteles distingue entre lo que llama la forma sustancial y las formas accidentales.

La forma sustancial es la que permanece como “esencia” de las cosas y es lo que viene a representar el concepto que hace posible el adecuado conocimiento, mediante un proceso de abstracción que realiza el entendimiento separando las formas accidentales llegando por intuición especial (entendimiento agente)al conocimiento de la realidad como tal.

Por eso durante la existencia de la cosa, permanece la forma sustancial, lo que ella es, mientras que cambian las formas accidentales. Cuando la forma sustancial desaparece, por corrupción, la material va tomando diversas formas, puesto que las formas están jerarquizadas y ordenadas según el orden de la “fisis” o Naturaleza material, materia de la que todo proviene por generación y a ella vuelve por corrupción mediante la acción de las causas.

Así “Desko”, mi perro, nace, crece, se desarrolla, muere, pero entretanto ha dejado unos perritos y perritas que continúan indefinidamente el movimiento natural. Al mismo tiempo que eso es posible porque Desko ha comido carne y cosas que dejaron de ser lo que eran por medio de los cambios de formas accidentales y han llegado a convertise en forma accidental del cuerpo de Desko. Lo mismo que una planta con el agua y la tierra. Todo en un continuo movimiento de la Naturaleza material, y por eso móvil.

Solamente, según Aristóteles, hay un Primer Motor, inmóvil porque es Acto puro, que carece de materia, y que es la causa del movimiento de todos los demás seres. El movimiento como paso de la potencia al acto, necesita por eso de la materia como potencia de ser y capacidad de recibir sucesivas formas en el movimiento.

El conocimiento se expresa mediante palabras que significan un concepto o idea de una forma determinada: cosa, tiempo, cantidad, cualidad, relación, acción, modo, pasión, posición o lugar, posesión.

El tema de la comprensión de las formas, y su jerarquización y relación lógica, constituyó durante mucho tiempo la idea del conocimiento científico. Pues se consideraba que el conocimiento de las “esencias” era el conocimiento de la verdadera realidad.

Fue necesario mucho tiempo para que la valoración del conocimiento empírico tuviera su lugar en la construcción del conocimiento científico.

Hoy no es sostenible el valor de las “esencias inmutables”, dados los conocimientos científicos que tenemos hoy día, tanto acerca de la Naturaleza, como del hombre y su sistema de conocimiento etc. sin embargo mantiene su interés por varias razones:

Por el peso histórico de la tradición filosófica, mantenida, sobre todo por quienes conceden al conocimiento humano la capacidad de llegar a la “esencia” de las cosas.

Porque responde a la estructura lingüística en la que comprendemos la realidad según el esquema de SUJETO – PREDICADO. En la que los sujetos son las sustancias, las cosas y su concepto la “esencia”, y los predicados las formas accidentales o conceptos subordinados.

La dificultad en superar esta estructura básica del pensamiento que nos lleva a interprear la realidad según esas estructuras lingüísticas, y también lógicas, constituye para algunos filósofos la misión de la filosofía: poder superar las trampas del lenguaje.

Forma: Es la posible versión de acciones organizativas; de cohesiones dinámicas coherentes, donde las fuerzas son activadas y distribuidas en el espacio-tiempo. Pier Luigi Nervi dilucido que: la forma y la naturaleza son el conocimiento que heredamos de la arquitectura estructural del cosmos.

Características de la forma:

Configuración: presupone un cierto grado de organización en el objeto, que no se puede alterar en sus elementos sin que pierda significación.

Se dice que cuando una forma se descompone en sus partes, pierde su configuración y se percibe como no configurada. Se dice que “la forma es un todo”, es algo más que la suma de sus partes. Si se alteran los elementos que la conforman, pierde significación.

Tamaño (escala): el tamaño depende de la relación y comparación entre una forma y otra. Así, pueden establecerse formas de mayor tamaño, si se compara con otra de tamaño menor. Se puede hablar de formas grandes y pequeñas cuando se trata de diferenciarlas dentro del contexto de una disposición y “forma constitutiva”.

Color: la imagen puede percibirse gracias al color: generalmente, lo que se ve como imagen no puede separarse de lo que se ve como color, pues el color en la forma es sencillamente la reacción de un objeto a los rayos de luz mediante los cuales lo percibimos. El color, junto con la textura, conforma el aspecto superficial de la imagen.

Textura: se refiere a la apariencia externa de la forma que podemos percibir a través de la vista y el tacto, según el tratamiento que se le de a la superficie de la misma. La textura en la forma puede recibir variaciones en cuanto al color; una forma de textura rugosa, si es tratada con el mismo color que otra de textura lisa, sufre alteraciones de su color porque hay más concentración de pigmentos y, por lo tanto, este se ve mas intenso.

Posición: se relaciona más con el concepto de forma compositiva o composición y tienen que ver con la forma en el espacio. Cuando relacionamos la forma con el ámbito o campos donde se desarrolla la percepción visual, podemos determinar su posición. Los ejes dominantes establecen un marco de referencia en el mundo visual. Por ejemp: horizontal o vertical, y también la dirección de la forma. La posición y la orientación de la forma dependen también de su organización en la composición.

Clasificación de las Formas

Formas Orgánicas o Naturales

Son aquellas que pertenecen a la naturaleza, a las que el hombre recurre, generalmente para sus creaciones.

Formas Artificiales

Son objetos mentales, para ser percibidos o materializados.

Formas Básicas Sintagmas.

Son objetos mentales como el circulo, el cuadrado y el triangulo equilatero (no cualquier tipo de triángulo). Cada una de ellas tiene sus propias caracteristicas y son la base para la formación de otras formas.

Clases de forma

Formas Simbólicas: Tienen una significación que va mas allá de lo que se representa. Algunas tienen significado patriótico, religiosos, poético, oníricos, sexuales, guerreros, de paz, etc. Estos significados están expresados en la forma o implícitos en ellas, Sin embargo, el observador necesita conocimiento de una clave o convención de las mismas. Un ejemplo de una forma simbólica es la bandera nacional

Formas Abiertas y Cerradas: La forma abierta se percibe con mayor facilidad cuando se relacionan con el fondo, ya que una de sus características principales es que se integran a el o al medio. En la pintura, la forma abierta se expresa a través del poco contraste y el pase por medio del cual se funde con el fondo. La forma cerrada se diferencia de la abierta por su contorno, por la continuidad del contraste con respecto al fondo. Podemos distinguirla cuándo observamos una obra pictórica o visualización. En la escultura y la arquitectura, la forma abierta se expresa por la interpretación de las mismas; no hay delimitación precisa entre exterior e interior, entre concavidad y convexidad.

Formas Abstractas: son aquellas que no representan algo concreto. Esta formas tienen belleza absoluta debido a que ninguna obra es igual que la otra.

Formas Figurativas: Son aquellas formas concretas usadas normalmente para expresar ideas de imágenes con formas existentes, pero las modifican en función de la composición.

Forma Simétrica (regulares): Las formas regulares son aquellas que Correspondencia exacta en forma, tamaño y posición de las partes de un todo. En la naturaleza encontramos una gran variedad de formas regulares. Según sus dimensiones, las formas son: bidimensionales y tridimensionales.

Forma Tridimensional: La forma tridimensional tiene volumen, masa y tres dimensiones: largo, ancho y profundidad; el espacio que ocupan es real. Se pueden ver de frente, de costado o por detrás; pueden tocarse. A menudo es posible verlas bajo diferentes condiciones de luminosidad y sus planos de observación son múltiples.

Formas Bidimensionales: Es plana, y como su nombre lo indica tiene dos dimensiones: ancho y largo. se expresa en los planos, planta, corte, y fachadas, las formas (esquemas) son bidimensionales por que solo las percibimos del lado frontal.

INVESTIGACIÓN

Forma

El sentido más simple y probablemente originario de la palabra forma hace referencia a la figura espacial de las cosas.

Pero la peculiaridad del término consiste en la abstracción que hacemos al prescindir de la materia de las cosas y considerar la forma como algo independiente, lo que espacialmente entendemos como figura.

Por otro lado clasificamos los objetos según sus formas espaciales, cuadrados, círculos, esferas, etc. agrupándolos por lo que tienen de común sin tener en cuenta la materia o contenido que los diferencia.

Desde antiguo se encontraron las propiedades que atañen a las cosas en cuanto figuras espaciales naciendo la geometría como ciencia con carácter necesario, es decir de conocimiento conforme a leyes y principios generales.

En la filosofía griega este aspecto de abstracción o separación de lo material tuvo especial relevancia y ha constituido uno de los pilares de la tradición del pensamiento filosófico en lo que respecta a la comprensión y explicación de la realidad de las cosas. Pitágoras, por ejemplo, a partir de las formas geométricas y sus relaciones numéricas, pensó que la forma esencial de las cosas era el número.

Por medio de la abstracción se justifica la capacidad del conocimiento para prescindir de lo sensible y establecer un principio formal o “modo de ver las cosas intelectualmente” mediante el entendimiento: la idea, el concepto o esencia de las cosas.

La materia viene a ser lo que todas las cosas tienen en común, lo indiferenciado, lo que en realidad no es nada, pues son las formas lo que constituyen la realidad en sus diversos grados de determinación como sustancias y accidentes. La forma sustancial se convierte así en la verdadera realidad de las cosas, la esencia que las diferencia de las demás, al mismo tiempo que las hace semejantes a las que participan de la misma forma o naturaleza. Las formas accidentales, por el contrario, individualizan a cada uno de los seres concretos en su situación en el mundo material y sensible.

Las cosas encuentran su verdad, su verdadera realidad en la forma que se convierte, de este modo, en el objeto de la investigación y conocimiento científico, así como principio de la reflexión filosófica.

Asimismo lo formal adquiere, respecto al conocimiento y el arte, el sentido de “el punto de vista”, el “enfoque” o lo que da sentido al discurso o la obra, con independencia del contenido o materia del mismo.

De aquí que destacamos tres maneras diferenciadas de tratamiento del concepto de forma:

  • Como figura geométrica o espacial
  • Como principio filosófico general constitutivo de lo real
  • Como formalidad o punto de vista del conocimiento

Este término corresponde a las palabras griegas morphé y êidos. Nuestro lenguaje cubre bastante bien la riqueza de significados que tenía esta palabra en el mundo griego y la filosofía aristotélica: en un primer nivel se identifica con la figura de un objeto físico; en otro sentido designa la estructura de algo frente a los elementos o materia que componen ese algo, como cuando hablamos de la estructura o forma que le ha dado un poeta a sus versos o un escritor a lo que nos presenta en un libro; más en general, ya en un sentido típicamente aristotélico, podemos hablar de la forma como los rasgos de un objeto y distinguir las formas accidentales de la forma substancial: la forma substancial de una cosa es lo mismo que su esencia y las formas accidentales las determinaciones o propiedades de las que el sujeto puede prescindir sin sufrir una modificación completa.
La posición de Aristóteles en relación con el tema del carácter independiente o dependiente de las formas es distinta a la de su maestro Platón; para este último filósofo la Forma o Idea de las cosas está separada de ellas y se sitúa en el Mundo de las Ideas; por el contrario para Aristóteles las formas están inscritas en los individuos por lo que a éstos les corresponde la composición metafísica de materia y forma. En el caso de los seres vivos la forma substancial es el alma.

Teoría Hilemórfica

Teoría aristotélica según la cual todos los seres sensibles o perceptibles (tanto los naturales como los artificiales) se componen de materia (hylé) y forma (morphé).

Esencia

El término esencia (del latín essentia, del verbo esse, ser, derivado del griego ousia) designa en metafísica la realidad persistente de un ser a través de las modificaciones de sus accidentes. De un ser se puede decir que es, o lo que es, lo que introduce los dos correlativos esencia y sustancia. El primero hace la pregunta del qué es lo que para un ser, y permite desprender de ello la naturaleza esencial e invariable de los objetos, Seguidamente, se distingue, por oposición esta vez, la esencia de la existencia, en la medida en que la existencia es la realización de la esencia.

Aristóteles la emplea sobre todo -pero no exclusivamente puesto que también afirma que los entes particulares son, ousía- en el sentido técnico con que ha pasado a la filosofía medieval: el ser de una cosa en cuanto es posible expresarlo mediante una definición; y aplica este concepto a la expresión en griego tò ti en einai: «lo que es». A diferencia de Platón, para quien las cosas son porque «participan» de un eidos, Aristóteles pone la razón de que algo sea lo que es en su misma esencia: una cosa es lo que es por razón de su esencia, o su forma. De modo que, en Aristóteles, esencia es tanto «ser» como «forma». El acto de ser «pleno» es el Creador, mientras que un ser finito es un acto de ser creado, compuesto por tanto de esencia y existencia

Platonismo

Platonismo es la doctrina filosófica desarrollada por los seguidores de Platón a partir del siglo I a. C. que llegó a ser el movimiento intelectual dominante en los primeros siglos de nuestra era favorecido por la influencia poderosa que ejerció sobre el cristianismo y judaísmo. Su principal representante fue Plotino, que adquirió este nombre en alabanza a su maestro.

El platonismo ha influido en sectores del pensamiento religioso, de forma que se llega a creer que ciertos ritos, pensamientos y doctrinas están basados en él. San Agustín creía que mediante Platón se podía articular teológicamente la fe cristiana, como había intentado Filón de Alejandría con el judaísmo.

El emperador romano Justiniano clausuró las escuelas filosóficas de Atenas tratando de reducir la influencia platónica, ya que la consideraba un peligro, lo cual nunca se ha conseguido por completo.

En el Renacimiento resurgió el platonismo, sobre todo en la Academia Platónica de Florencia (siglo XV).

MI OPINIÓN

La forma: generalizando es una de las bases de todo ser, cosa, etc. Es la identidad especial, es a través de ella que identificamos el todo, lo ubicamos dentro de un grupo, lo etiquetamos.

Sin embargo a través de un sentido filosófico encontramos una variedad de formas, pero no lo expresan por medio de lado visual, es introspección, y continúa siendo de perspectivas.

Una de las formas indispensables por razones incondicionantes es la “esencia”. La esencia puede llegar a ser cambiante y puede ser constante, permanente. A esta ultima la llamamos “idea”, esta subsiste, sobrevive, es real, es independiente del mundo ajeno a los no creyentes.

Platón fue quien creo el primes postulado de la forma como idea, esta era verdad inmutable y eterna, hablamos de una verdad absoluta, es una divinidad, es la representación de lo indispensable, de lo puro, de lo intocable.

Sin embargo Aristóteles uno de sus discípulos, lo contradijo, bien dicho, lo complemento, evoluciono su postulado. Ya que el creía que la forma tenia que estar necesariamente unida a la materia. Así pregonando en que todo esta formado por materia y forma, estas eran las que formaban el todo. Y alimentando la idea de que estas mismas estaban divididas en dos la que era en base y forma real, tal y como se conoce, y la que podría llegar a ser, en espera de lo inesperado, la otredad del ser mismo.

También sustentaba en que todo cambia, todo evoluciona, el agua nunca pasara por el mismo río dos veces, todo danza, continua. Sin embargo la materia permanece es así como llega a ser la esencia del mismo ser, es lo inmutable, la belleza inexplicable.

Condiciona el movimiento del todo, en una constante, la esencia, lo demás vendrá, caerá, seguirá, continuara. Y la misma esencia dejara veredas, caminos, trayectorias, huellas, para continuar como permanente sin llegar a ser estático. Es el movimiento sin fin, es la permanencia del ser dentro del todo.

Todo lo anterior era una verdad absoluta hasta el nacimiento del conocimiento científico, este nos enseño, las bases y la esencia tienen un porque totalmente racional. Nos enseño a mirar, a través de experimentos, hallar un conocimiento no tan poético, sino mirando hacia la estabilidad y credibilidad de lo establecido no encontrado.

Sin embargo si me preguntan a mi, prefiero quedarme con la idea romántica, imaginativa, o hasta falsas de Aristóteles. Yo continuo en constante cambio, crecimiento. Pero la verdadera yo nunca se perderá.


About this entry